Blog

44297888-4AB4-4472-8203-8AF294159842

Te has puesto a pensar que tu hambre tiene otros orígenes, y no es por necesidad?
No es lo mismo comer que nutrirte, y el nutrirte va a todo nivel, quizás tu hambre físico se sacia con comida emocional, intelectual o espiritual.
Y he ahi la razon por la cual no encontramos saciedad.
Por ello es importante mirarse hacia adentro, con aceptación y con ganas de mejorar tu potencial. No desde el rechazo.
Sabes por que fallan las”dietas”? Porque se abordan desde el odio al propio cuerpo y no desde el amor de querer mejorar tu salud y bienestar.
Ademas se vuelven insoportables porque son miradas como un castigo a tu comportamiento compulsivo. Además, está instalado el concepto de “no pain, no gain” asi es que normalizamos el castigarnos.
Se amable contigo. No busques la perfección. La perfección es enemiga de lo bueno.
Eso tampoco es ponerse como prioridad, sino maltratarse.
De esta manera, no fortalecemos el autoestima , mas bien la destruimos. Y vibramos esta misma energía, incluso atrayendo personas que no contribuyen. Y lo peor: circunscribimos nuestro valor a la cantidad de calorías que ingerimos.
Desarrolla una relación verdadera contigo y recién veras florecer tu autoestima. No puedes mentirte a ti, deja de usar fajas mentales, exponerte a dietas dañinas o a darte atracones de. “Cariño y reafirmación” a través de la comida.
Amate lo suficiente como para querer estar mejor POR TU SALUD. Y no por tu cáscara ( deja que eso venga como un regalo ).
Mira tu cuerpo, aprécialo, reconoce lo que necesitas. Salud, armonía, estar en paz contigo mismo.
Una vez que lo logres, habrá reconocido el tremendo potencial que vive en ti y que solo está esperando ser pulido.
Sobretodo en cuarentena, comemos por ansiedad o aburrimiento
Que hacer?
Ponte metas diarias. Si te comías el paquete completo comete la mitad, 4 al día siguiente , dos a la semana sgte hasta dejarlas. Trabaja en tu habito pero hablate con amor y cuida el diálogo interno.
Quieres conocer las demas estrategias nutricionales?
Acá te dejo las mías.

-Practico ayuno entre la cena del dia anterior y el desayuno del dia siguiente., (al menos 15-16 horas). Esto me permite darle tiempo a mi metabolismo para que descanse y además repare algunos posibles errores que más adelante pueden llevarme a una enfermedad.

  • no olvido mis electrolitos. Sodio, Potasio y Magnesio son esenciales para la hidratación celular además de que nos permiten la sintetización de respuestas enzimáticas importantes para lograr una buena nutrición. En presencia de ellos, me nutro bien y la sensación de hambre desaparecerá y sólo parecerá cuando mi cuerpo detecte que necesita nutrientes.
  • tomo agua. Hidratarse es fundamental para mi dia a dia, además si tengo compulsión por comer, me ayudará la sensación de tener algo en el estómago. además bebo infusiones de cúrcuma, manzanilla y te verde para ayudarme en la desinflamación.
  • en mis comidas (2 o 3 al día) me ocupo de lograr la saciedad, no comer hasta estar lleno, sino sentir que estás logrando la satisfacción. como mi maestro de la India decía, llena tu cuerpo en dos partes de comida, una parte de agua y una pare de aire para lograr encender el fuego digestivo. Si como hasta reventar, además voy a retrasar el proceso de digestión de lo ingerido y probablemente voy a interferir en la motilidad intestinal. cómo saber si estoy bien? como mi porción y espero 5 minutos. si luego e esos minutos aún tengo hambre, puedo comer otra pequeña porción pero si ya no, el píloro me lo dirá porque como un buen esfinter se cerrará.
  • manejo un SOS al día que generalmente es un ketomuffin hecho por mi, 10 gr de frutos secos, dos cuadrados de chocolate 85% cacao o 1 huevo duro (me preocupo de que todas estas opciones estén disponibles para mi y me planifico antes) y elijo bien en el momento en que necesito ingerirlo (ya casi no lo hago, porque adquirí el hábito)
  • presto atención a mi cuerpo y mi sensación de hambre, dándome cuenta la mayoria de las veces, que el hambre que tengo es cultural (comer a una determinada hora y «acostumbrar al cuerpo» a segregar grelina en ese horario. pero en un estilo low carb las hormonas están mucho más reguladas por lo tanto, puedo diferenciar el hambre cultural del hambre fisiológico. por ello, yo voy moviendo algunos horarios de comida para «sorprender» a mi organismo sacándolo de la zona de confort y con ello reulo también mi hambre por cultura. Por otra parte también presto atención mis emociones , porque existe el «comer emocional» , o sea, dependiendo de cómo me sienta o de lo «que me pase» siento una falsa necesidad de comer alguno productos (generalmente el cuerpo pide compensar la baja de dopamina con carbos y azúcar lo que no significa que esté bien. por eso, si sé que ese producto no me va a resolver la situación y sólo obtendré satisfacción en el corto plazo, lo pienso dos veces antes de hacerlo.
  • Te podría decir que uno no es ninguno y que sigas adelante, y aunque eso es cierto, no todos están preparados para autocuidarse. si hacemos eso todos los dias, sólo estaremos saboteando nuestros esfuerzos de tener una mejor salud y de lograr nuestros propósitos.
  • recuerda, una ación aislada no define tu vida, pero si esa acción la repites frecuentemente, se transformará en un hábito y eso sí puede definir tu vida. Esto funciona para lo bueno y para lo no tan bueno.
  • Espero esta información sea de utilidad para tí.

Comments(2)

    • Yanina Vargas jara

    • 7 meses ago

    Me encantó leerte, estoy aprendiendo y de a poco interiorizandome en el tema.

      • aledelmar

      • 7 meses ago

      Gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *